COVIANDES FRENTE A LA ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA POR FUERTES LLUVIAS EN EL K58 Y EN EL K64 DE LA VÍA BOGOTÁ – VILLAVICENCIO

Las fuertes lluvias continúan afectando las zonas vulnerables de la vía que requieren de la inmediata asignación de recursos estatales para la mitigación, estabilización y control de los fenómenos de remoción en masa y deslizamientos -que provocan los cierres de la vía, en especial en el K58+000 y en el K64+200-.

Desde tiempo atrás, Coviandes viene realizando actividades de mitigación y de control sobre la ladera del K58+000, la cual presenta una inestabilidad geológica agravada por factores ajenos, en especial, las actividades industriales de terceros sobre la meseta de Mesa Grande, que afectaron los suelos impidiendo la adecuada absorción de las lluvias y el flujo natural de las escorrentías.

Es necesario que la opinión pública conozca que los impactos que han deteriorado la meseta, bajo la que está construido el Túnel 13, no son causados por Coviandes. Dichos impactos, al parecer, no fueron previstos por las autoridades competentes que concedieron los permisos de construcción y funcionamiento industrial en un frágil ecosistema.

Coviandes es una empresa privada que construye, opera y mantiene una carretera que es propiedad del Estado. Sus obligaciones y derechos se cumplen y ejercen exclusivamente dentro del corredor concesionado. En el caso particular, la emergencia en las laderas y en los taludes que afectan el corredor, tienen su origen fuera de dichos límites contractuales y, por ende, ajenos a la responsabilidad de Coviandes.

No obstante, los especialistas de Coviandes, están elaborando estudios de carácter geológico, de estabilidad global, hidrogeológicos e hidráulicos y en el entretanto Coviandes ha presentado ocho reportes realizados por la firma Geoandina, algunos de ellos con participación de especialistas de las firmas Hidroconsulta SAS y EDL SAS que contienen los análisis y las visitas realizadas en la zona del K58+000.

Para el K64+200, Coviandes ha realizado visitas con sus especialistas y los de la Interventoría, con el fin de adelantar los trabajos de mitigación que en la actualidad se ejecutan.

En cuanto a la operación vial, se han dispuesto recursos extraordinarios para el despeje de la zona y atención a los usuarios con el fin de habilitar la vía para el tránsito, atendiendo eso sí, las disposiciones de la ANI y de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos.

Coviandes activó su Plan de Contingencia interno (registros de movimientos del talud, vigías, y oficial de enlace con el Centro de Control de Operaciones) y el externo que permite la comunicación inmediata con las autoridades competentes, para contar con condiciones seguras para el tránsito de los usuarios y los operadores de maquinaria de la empresa

A partir de las 11:00 horas se inició la evacuación de los vehículos represados en la carretera y desde las 14:00 horas se dio apertura al tráfico vehicular, aunque los trabajos de remoción continúan.